Mejorando año a año

En Chozas Carrascal seguimos metódicos procesos de cultivo, a los que añadimos cariño y dedicación para conseguir la excelencia en nuestras cosechas. Nuestros vinos blancos y tintos son el resultado de la combinación de factores tecnológicos, humanos y meteorológicos. Estos últimos varían en cada añada, otorgándole un estilo diferente a cada cosecha.

2016

Estilo de añada:  Mediterráneo.

Condiciones climáticas:  Segundo año en que golpeó la sequía y el calor en la comarca. Año de mucho control con el riego para equilibrar la evapotranspiración y la sequía. Como datos curiosos sobre las precipitaciones en la viña comentar que apenas se superaron los 200 mm durante la primera parte del ciclo fisiológico de la viña. Entre abril y principios de mayo llovió 74 mm y solo 21 mm. hasta llegar al mes de septiembre. El buen trabajo de campo y el uso conmedido del riego por goteo no permitió llegar con una buena producciones tanto en calidad como en cantidad, respetando las fechas típicas de vendimias en nuestra finca.

Estilo de los vinos: Año de vinos muy mediterráneos que conjugan la herbalidad del entorno con la expresión frutal de cada variedad. A pesar de las circunstancias la añada tendrá recorrido gracias a la estructura y a la acidez que presentan los embotellados.

2015

Estilo de añada:  Mediterránea cálida.

Condiciones climáticas: Un año en el que el calor y la ausencia de lluvias golpearon con fuerza a la comarca. La brotación vino adelantada. En junio golpeó tanto el calor, que las cepas pararon su proceso vegetativo. Por si fuera poco el 22 de julio cayó pedrisco lo que se tradujo en una pérdida de hasta ⅓ de toda nuestra producción. Por suerte al caer antes del envero sólo afectó en cantidad y no en calidad.

Estilo de los vinos: Una añada que nos trae toda la golosidad de la fruta. Vinos potentes, con algo más de grado y con taninos dulces.

2014

Estilo de añada:  Mediterráneo seco, que recuerda al 2012.

Condiciones climáticas: El 2014 se trató de un año muy seco. Desde marzo hasta finales de septiembre apenas cayeron 78 litros. Al igual que en el 2012 hicimos una vendimia temprana de todas las variedades para mantener acides y caracteres frescos en los vinos, respetando el carácter herbal y frutal común de Chozas Carrascal. Para culminar el año llegamos a un verano caluroso y seco. Como curiosidad citar que ha sido el primer año en Chozas Carrascal en que la vendimia termina al 100% antes de llegar el mes de octubre.

Estilo de los vinos: Vinos más inmediatos de lo habitual. Marcado carácter de fruta madura y respeto al estilo de hierbas silvestres de la zona.

_DSC1745

2013

Estilo de añada:  Año atlántico.

Condiciones climáticas: Un año especialmente lluvioso durante la primavera y un verano no muy caluroso. Estas condiciones nos llevaron a la vendimia más tardía hasta la fecha. Se trata del primer año en que la vendimia de las variedades tintas comenzó en el mes de octubre, algo completamente inusual en la zona.

Estilo de los vinos: La ausencia de calor y el exceso de lluvias desembocó en vinos más ligeros en boca, pero con una alta acidez. En los primeros años tras su embotellado los vinos se mostraban más débiles, sin embargo el tiempo ha sabido dar forma a una añada complicada y ha despertado a los vinos gracias al reposo en botella. Una añada singular en la zona y probablemente para recordar.

2012

Estilo de añada: Mediterránea seca.

Condiciones climáticas: El 2012 fue un año especialmente seco. No hubo precipitaciones desde abril hasta el 28 de septiembre. Hubo que hacer un especial seguimiento a la política de riego de alguna de nuestras parcelas, respetando el poco vigor del año y su consecuente reducción en la producción. Se trata de un año muy temprano, el año que más pronto hemos vendimiado en Chozas Carrascal. Hasta el 28 de septiembre hicimos una vendimia temprana para evitar el exceso de azúcar y la baja acidez. Al no tener taninos excesivamente maduros las maceraciones fueron más cortas de lo habitual. La presencia de lluvias a finales de septiembre nos permitió alargar la vendimia de nuestras variedades de ciclo largo como la bobal y la cabernet sauvignon. Estas lluvias además fueron especialmente beneficiosas en nuestras parcelas de bobal.

Estilo de los vinos: Vinos que gozan de gran concentración, con presencia de bocas golosas. La excepción de este estilo lo marcan los vinos donde predomina el bobal, donde se aprecia una mayor frescura y un equilibrio notable entre el punto de madurez y acidez.

2010

Estilo de añada: Influencia continental-atlántica.

Condiciones climáticas: El 2010 fue un año con altas precipitaciones durante la primavera, lo que provocó ataques de mildiu en la zona. En nuestro caso pudimos salvarnos de estos ataques gracias a seis tratamientos preventivos de cobre. A nivel de temperatura se trata de un año más fresco de lo habitual, lo que provocó un retraso de hasta dos semanas respecto a las fechas habituales de vendimia en la comarca. Curiosamente en agosto sólo hubo una semana de intenso calor.

Estilo de los vinos: Aunque fue un año complejo de viticultura los resultados fueron muy especiales, los vinos gozan de frescura y singularidad. Una añada que resalta la fruta en sus primeros años de embotellado, pero que con el tiempo ha desarrollado vinos longevos, con ricos matices terciarios y recuerdos del carácter mediterráneo del entorno.

2009

Estilo de añada: Año de influencia atlántico-mediterráneo.

Condiciones climáticas: Se trata de una añada complicada para el campo. Un año de lluvias que continuaron en vendimia. En septiembre hizo calor y parte de las uvas secaron con rapidez el exceso de agua. Sin embargo, en octubre hizo más frío de lo habitual lo que influyó notablemente en la variedad bobal, llegando a registrarse episodios de podredumbre.

Estilo de los vinos: Vinos más inmediatos, con carga frutal y equilibrio, pero con bocas más ligeras.

2008

Estilo de añada: Influencia continental.

Condiciones climáticas: Año de ciclo largo, por la existencia de cuantiosas lluvias en primavera y durante la vendimia. La temperatura media del año fue más baja de lo habitual, haciendo que el ciclo se retrasase entre dos y tres semanas. En el mes de agosto hubo dos semanas de poniente, lo que provocó un aumento inusual de las temperaturas y una ligera aceleración de la maduración, teniendo en cuenta que venía con mucho retraso.
Con todo, la inusual temperatura favoreció una madurez lenta y una acidez refrescante. Es quizá una de las mejores añadas, sino la mejor en la década del 2000 al 2010.

Estilo de los vinos: Frescos, con predominio de la fruta y con una especial capacidad de envejecimiento. Los vinos se presentan armados y con una gran capacidad de aguante.

2007

Estilo de añada: Mediterránea con influencia continental.

Condiciones climáticas: Se trató de un año típico de Utiel-Requena, con temperaturas altas hasta el 20 de septiembre. La influencia continental llegó a partir del 20 de septiembre con temperaturas notablemente más bajas y sobre todo con noches frías. Se trató de un año cuyo ciclo de crecimiento siguió el patrón clásico de la zona, llegando a obtener unas uvas sanas y maduras y sin incidencias importantes a lo largo del año.

Estilo de los vinos: Vinos mediterráneos con la madurez clásica del entorno pero con una acidez notable gracias a los contrastes térmicos entre el día y la noche en las fechas próximas a la vendimia.

2006

Estilo de añada: Puramente mediterránea.

Condiciones climáticas: El 2006 fue un año muy seco, con un verano seco y de altas temperaturas. En época de vendimia hubo lluvias débiles entre la vendimia de blancos y tintos, lo que favoreció a las uvas tintas aportándoles una mayor frescura y favoreciendo una buena maduración. La vendimia fue bastante calurosa, un calor que incluso se prolongó hasta el mes de noviembre.

Estilo de los vinos: Marcado acento herbal y mucha estructura y sapidez.

LA ENOTECA DE CHOZAS CARRASCAL

Descubre los vinos más valorados

CONTACTO

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo.


He leído y acepto la política de privacidad

VINOS Y CAVAS DE CHOZAS CARRASCAL

La sabiduría de la tierra
en cada botella

LA TIENDA

La sabiduría de la tierra
en cada botella

WINE TOUR EXPERIENCE

EL oro de la bodega
Chozas Carrascal